Johnnylandia

Un lugar de ficción fangirleska de Ikemens asiáticos!!!

Archivo para ComediFic

Kojiciento. Cap2

Capítulo 2

.
Seto se estaba preparando para su primer día de trabajo; no estaba seguro de que iba a hacer, sólo sabía que tenía una cita importante con un tal ‘Ed-sama’ el director de los P-Ponnys.
Después de todo ya no estaba enojado por el error de Tomo e intentaba ver el lado bueno, pues también se había enterado que Yamashita Tomohisa debutaría pronto en los P-Ponnys.
– ¡Parece que el destino sí existe!. Se repetía Seto.

Al llegar a las oficinas principales de P-Ponnys, Seto se percató de que más bien parecía prostíbulo y no un lugar serio del todo.
Siguió adelante hasta dar con un enorme salón conectado a los demás.
Dentro sólo había un enorme escritorio de madera y un sillón elegante con un forro rojo.

– Buenas tardes Seto Koji, te estaba esperando. – Dijo de pronto un hombre que se encontraba sentado en el sofá. – Soy Ed-sama, esta es mi oficina y soy el dueño de este pequeño negocio.
– Bue… Nas tardes, Ed-sa… Sama.
– Bien, como ya debes saber, fuiste aceptado dentro de la agencia, pero aún tengo que hacerte una pequeña prueba… – Ed-sama se levantó y comenzó a susurrarle a Seto. – Primero tengo que ver si eres lo suficientemente bueno en todo… Después, tenemos que tomarte una serie de fotografías y luego te entregaré una lista de todas tus actividades. ¿Te parece?. – Ed-sama hizo una mueca perversa.
– … Sí, esta bien. – Respondió torpemente Seto.

Ed empujó bruscamente a Seto contra el sofá, después se acercó de modo que su cuerpo cubriera la vista delantera de este… Una mano atrancada en un muro y la otra acariciando la suave cara del castaño; también la posición de sus piernas impedía cualquier movimiento de Seto y de haber podido, no hubiese echo nada por el shock.
Simplemente apretujó los ojos y los dientes y comenzó a tararear el OP principal de One Piece en su mente.

– Seeeto-kun, te resistes, eso no es bueno para un P-Ponny.
Además mírate, ¡estas asustado!, debes aprender a jugar conmigo.
Bueno pues, tu primer tarea será:
1) No resistirte más. – Seto hizo una mueca de disgusto y después gritó.
– ¡Bueno bueno está bien!. ¡RENUNCIO!.
– ¡NO PUEDES!. – Rió Ed-sama.
Luego se apartó y tomó un cuaderno negro que se encontraba sobre el escritorio. – Verás querido Seto, esta es tu agenda personal que como P-Ponny debes tener, en ella puedes apuntar todas tus citas y deberes. ¿Entiendes?.

.
————————

.
Una hora después Seto ya estaba en su casa dispuesto a golpear a Tomo.

– Vamos See-chan, no debe ser tan malo. Los P-Ponnys salen en programas de televisión y esas cosas, es lo mismo. – Decía Dori tratando de animar el ambiente.
– Sí sí, casi igual, excepto que mi jefe está loco y en mis ‘obligaciones’ incluye que ¡debo aprender a cocinar!.
– Caso perdido, caso perdido. – Dijo Tomo señalando la lista de tareas de su compañero, en ella incluía ser recepcionista en las oficinas principales.

Seto estaba acostumbrado a lidiar con toda clase de personas, siempre tenía una sonrisa para mostrarles y sabía exactamente que decir.
Su primer tarea no estaba del todo mal. Sólo se trataba de brindarles apoyo moral a los que pasaran por ahí.

– Buen día, vengo a hablar con Ed-sama, mi nombre es Tatsuya, Ueda Tatsuya. – Apenas Seto estaba escuchando cuando una ola de personas irrumpieron en la salita.
– Buenas tardes, disculpe, el señor Ed-sama no se encuentra ahora. ¿Tenía cita con él?.
– Así es… Bueno, dígale que Ueda vino a verlo y ya tiene la información.
– U… Ueda. – Seto apuntaba mientras quedaba congelado y veía como Ueda y todas esas personas desaparecían por la puerta principal.

¿Información?. ¿En qué clase de negocios sucios estaba metido su jefe?. A Seto no le gustaba imaginar cosas sin lógica, pero lo estaba haciendo.
Comenzó a hacer esquemas y mapas mentales en su agenda de deberes, sabía que los P-Ponnys no se dedicaban solo a aparecer en programas de televisión y revistas, pero no estaba seguro de a que más se dedicaban.
La campanilla de su puesto sonó.

– ¡Ahh!, disculpe… ¿En qué puedo ayudarle?. – Dijo Seto exaltado por el susto.
– Em mi nombre es Kenn, seguro me conoces; bueno, vine a buscar a Ed.
– Ed-sama no se encuentra. ¿Gusta dejarle algún recado?.
– No, gracias. – Kenn dio media vuelta y agregó. – Tú eres nuevo, ¿verdad?.
– Eh pues… Sí.
– Será mejor que renuncies y no debutes. Ed te venderá a Kenzo tarde o temprano.
– ¿Kenzo?…
– ¿Has notado que Ed te utiliza de secretaria y asistente personal?, bueno eso le hace a todos, luego los utiliza un poco más y finalmente ¡BANG!… ¡Eres propiedad de Kenzo!. – Kenn tomó un cigarrillo de su chaqueta y lo introdujo en sus labios.
Seto se acercó para ofrecerle fuego.
Luego, Kenn se marchó.
Todo estaba solo de nuevo, las paredes rojas y blancas permanecían en silencio, desnudas aunque estuvieran repletas de fotografías de varios P-Ponnys.

Seto cogió su psp y comenzó a teclear en el buscador de internet [P-ponnys – Kenzo].
Ningún resultado encontrado.
Tecleó de nuevo… [P-Ponnys – Kenzo – Ed-sama]… En su lugar, salió la fotografía de Yumehito, uno de los guitarristas de Ayabie.
– ¡EEEH!. ¡¿Era ese Kenzo?!.- Seto estaba sorprendido, luego se puso a leer la información que aparecía más abajo.
Kenzo y Yume habían contraído matrimonio el 13 de Marzo del 2007. Yume había participado en conjunto con los P-Ponnys antes, era el más exitoso hasta que se enamoró de Kenzo.

Seto comenzó a sudar frío y a marearse, todo le parecía confuso. No tenía idea de en que lugar lo había metido Tomo.
Volvió a aparecer Ueda, esta vez iba solo.

– Disculpa. ¿Tú eres Seto Koji?. – Preguntó.
– Ehh sí~. – Seto hizo un extraño movimiento con la cabeza al mismo tiempo que se desplomaba.
– ¡OH, mírate, estás pálido!. Te llevaré al médico. – Ueda saltó el mostrador de la recepción, cogió las llaves que se encontraban ahí y apoyó a Seto contra su pecho.
Después hizo una llamada rápida y salió con Seto atrancado en su hombro derecho.

Anuncios

Kojiciento. Cap1

Capítulo 1

.
Era un día soleado en Tokio, Japón. Todas las personas aprovechaban la última semana de vacaciones; los parques de diversiones estaban a reventar y por las noches en los karaokes ya no cabía nadie más.
Todos vivían sus vidas, excepto Seto Koji.

Las palabras de Dori y Tomo, resonaban en su cabeza:
“¡Debes de hacer algo de tú vida!. ¡One piece está por terminar!”.
Ese fue el detonante, Seto estaba ‘perdiendo el tiempo esperando mes con mes el nuevo tomo de One piece’… Después de todo, sus amigos de la infancia no se equivocaban.

– ¡Bien, lo tengo decidido!. – Anunció eufórico.
– ¿Qué cosa, See-chan?. Preguntó Dori interesado.
– ¿Venderás tú colección de Luffy para poder sobrevivir?. – Puntualizó Tomo.
– ¡NO!… ¡Haré el castina para entrar a los D-Johnnys!.
– ¡¡¿¿QUÉEEEEEE??!!. – Era demasiada la sorpresa. – Además, con soportarte todos los días en casa tenemos suficiente como para que también nos sigas al trabajo. – Agregó Tomo.
– Ya sé… Pero quiero valerme por mi mismo. Además, en D-Johnnys puedo superarme y pasar tiempo con ustedes y los demás.
– No querrás…

Dos días después, Seto estaba formado esperando su turno en una fila sin fin.
Sentía mariposas en el estómago y estaba sudando.
– ¡Siguiente!. – Anunció una voz desde un punto en la sala.
– Soy yo… Buenas tardes. Soy… Seto… Seto Koji.
– Sí hombre, y yo soy Yamashita Tomohisa, pero puedes llamarme Yamapi, ya sabes. – Hizo un guiño. El sujeto del otro lado de la ventanilla lucía amigable.
– Bue… Buenas tardes. Mucho gusto… He… Vine a hacer el…
– ¿Casting?. ¡Ah!, no es necesario. ¡Estás dentro de los D-Johnnys!.
– ¿Habla enserio?… Seto no podía creer la magia de los sueños…
.
————————————————————

.
– Shhh shh, Seto, llegó el correo, creo que te interesa. ¡Despierta!.
– Mmm… Tomo… Eres muy molestoooo… Estaba soñando… Con Yamapi…. Mmm.
¡EHH!. ¿Te das cuenta de qué acabas de hacer?. ¡Estaba soñando con Yamapi!.
– Sí sí, Yamashita-san te agradece que seas su fan desde Shinrei… – Dijo Tomo sarcásticamente mientras señalaba el póster en el clóset de Seto. – El punto aquí, es que… ¡Estas dentro de los P-Ponnys!. ¡Woooah!.
– ¿P-PONNYS?.- Gritó Seto. – ¡Eran los D-Johnnys idiota!.
– ¿Ah sí?… Ups… Igual, estas dentro.