Johnnylandia

Un lugar de ficción fangirleska de Ikemens asiáticos!!!

Archivo para Ueda Tatsuya

Just One More Kiss (JinDa)

 
 .
Título: Just One More Kiss
Autor: Lilith 
Pairing: Akanishi Jin & Ueda Tatsuya 
Fandom: KAT-TUN
Tipo: One-shot
Género: Shonen-Ai  / Angs / Romance / AU
04/07/13
N/A: Pues escribí este shot por el cumple de JinJin para un concurso del fanclub de México XD Espero que les guste, es muy cursi~
 .
 .
 ¿Hacía cuánto que nos conocíamos?
La verdad es que ya ni siquiera lo recuerdo… prácticamente lo conozco desde que estábamos en el jardín de infancia. Toda la vida habíamos estado juntos. Él es lo único que viene a mi mente si hablamos de recuerdos. Siempre había estado ahí… a mi lado.
 .
Podríamos decir que siempre fuimos mejores amigos. Antes de que supiéramos incluso lo que esa palabra significaba, nosotros sabíamos que siempre estaríamos juntos. No había nada que no supiera de él y no había nada que no supiera de mí. Así era nuestra vida juntos. Riendo… llorando… peleando… descubriendo… aprendiendo… simplemente, siendo nosotros mismos…
 .
El tiempo no hacía sino unirnos más y más. Y con el paso de los años, lo único que cambió entre él y yo, fue nuestra apariencia. Por dentro, seguíamos siendo los mismos niños que se conocieron jugando con la arena en el parque del vecindario, hacía más de quince años.
Pero la vida no siempre suele ser color de rosa… al menos eso fue lo que aprendí aquel día…
.
 photo Justonemorekiss2_zps25b5fc06.jpg
(Click para seguir leyendo)

Noche Eterna (OkeDa/RyoDa)

.
Título: Noche eterna
Saga: REQUIEM
Autor: Lilith 
Pairing: Ueda Tatsuya & Okura Tadayoshi / Nishikido Ryo & Akanishi Jin
Fandom: KAT-TUN & Kanjani8 / JE’s
Tipo: One-shot
Género: Yaoi / Lemon / Violacion / Angustia / Vampiros / Shonen-Ai
N/A: Este shot se desarrolla después del fic “Entre mis brazos”
 .
 .
 .
“REQUIEM”
El canto para el descanso de las almas…
O al menos eso era lo que yo sabía…
Toda una vida de disfrutar de los cantos fúnebres compuestos por los grandes maestros de la música mientras bebía una copa de vino tinto contemplando la frialdad del exterior a través de la ventana estando al resguardo del mundo en la comodidad de mi ignorancia sentado en un sillón… toda una vida de vivir creyendo ciegamente una mentira…
Porque ahora sé… que el Réquiem no es sino el vals de la condenación que todos y cada uno de nosotros bailamos cada noche durante esta maldita Danza Macabra que llamamos vida… nuestra eterna no-vida…
 .
 .
Todo había comenzado aquella noche que terminé dormido entre sus brazos. Después de conocerlo, mi vida dejó de ser esa rutina aburrida dictaminada por las marionetas que bailaban a mi alrededor haciendo de ella un burdo espectáculo carente de encanto.
 .
Había sido mi primera vez. Había dejado de ser virgen a los 21 años… y contrario a lo que había pensado y deseado durante toda mi vida… aquella noche inolvidable había sido con un perfecto desconocido… y es que además de su nombre y de sus besos, yo no conocía nada de él. ¡Pero qué más daba! Había sido la mejor experiencia de mi vida y no me arrepentía de absolutamente nada. Y sí… Tal cual están pensando, fue otro chico quien volteó mi mundo de cabeza: Okura… Tadayoshi Okura… Aunque ni siquiera estaba seguro de que ese haya sido realmente su nombre porque… efectivamente, cuando desperté esa mañana, él ya se había ido… dejando tan sólo una nota sobre la almohada diciendo que volvería esa noche. ¡Ja! Sería bonito creer que así será, pero mi corazón hace mucho que dejó de hacerse ilusiones con respecto al amor a primera vista, así que estoy perfectamente consciente de que mi primera vez no fue sino una aventura de una noche en brazos del chico más guapo que había conocido en mis 21 años de vida. Nada más ni nada menos que eso. Y estaba bien con ello porque por primera vez en mucho tiempo, había sido realmente feliz… Libre.
 .
Eran alrededor de las dos de la tarde cuando me decidí a salir de la cama para tomar un baño y desayunar. ¡Dios! Me dolía cada célula de mi cuerpo como si hubiera corrido cien kilómetros y a pesar de que había dormido mucho más de lo que acostumbraba, seguía sintiéndome cansado y quería volver a la cama. Y así lo hice, porque cuando menos pensé me había quedado dormido en el sillón mientras veía la televisión, así que como pude, mejor me arrastré a mi cuarto y me volví a meter debajo de las cobijas. ¿Tan agotador era el sexo? No entendía como había personas que querían o podían hacerlo hasta tres veces al día… ¿Eran humanos?
 .
Ni siquiera me extrañó haber estado soñando con él. Ya me lo esperaba, después de todo lo que había pasado la noche anterior, no era para menos que hubiera dejado una fuerte impresión en mí.
 .
Lo que si no esperaba en absoluto, fue que me despertara el timbre y mucho menos verlo ahí afuera cuando abrí la puerta aún adormilado. Apenas alcanzaba a asimilar el hecho de que efectivamente era él quien estaba de pie frente a mí con esa hermosa sonrisa y no un espejismo producto de mi imaginación, cuando se lanzó sobre mí y comenzó a besarme. Pero no. No eran besos cargados de deseo sino besos tiernos un tanto plagados de desesperación… Como si hubiera pasado toda una vida desde la última vez que nos vimos.
-Okura-san?…- Me descolocó un poco su comportamiento y pese a que no me molestaba que estuviera abrazándome de ese modo, me preocupaba un poco el por qué lo hacía.
-Okura está bien… No es necesario que seas tan formal, Tatsuya…- Susurró en mi oído sin separarse de mi cuerpo. No podía resistirme a su forma tan apasionada y tierna de ser. Correspondí aquel abrazo como si fuera lo más natural del mundo. Estando entre sus brazos me sentía tan amado y protegido que no quería estar en un lugar que no fuera ese. -Te extrañé tanto…- Mis mejillas se tiñeron ligeramente de rubor.
-De verdad?… Pero si nos vimos hace unas horas…- No es que fuera un maldito desconfiado sin corazón, pero ya habían jugado tanto conmigo en su afán por poseer mi cuerpo, que me costaba creer que en verdad existía alguien capaz de amarme por quién era y no por cómo me veía o por la familia que tenía.
-Sí… No pude dejar de pensar en ti. Incluso mientras dormía estabas a mi lado… Así que al despertar temí que hubieras sido tan sólo mi más hermoso sueño y no pude evitar venir corriendo en cuanto cayó la noche y me vi libre de mis ataduras…-
-Okura…- ¿Bromeaba? ¿Cómo rayos podía ser que se sintiera justo como yo? -También me sentía así…- Me escondí contra su pecho. -La verdad no creí que volvería a verte…- Confesé sintiéndome un idiota. Me separó de su cuerpo lo suficiente para mirarme a los ojos. Llevó sus manos de mis hombros a mis mejillas.
-Niño tonto…- Un beso desbordado de dulzura. -¿Tan mal te traté anoche como para que pensarás que habías sido sólo una aventura de una noche?- Agaché la mirada. Me sentía tan desnudo y vulnerable cuando me miraba así a los ojos.
-¡No!- Negué desesperado. -Es sólo que…- Me calló con otro beso.
-No digas más… No traigas a tu mente recuerdos dolorosos… No mientras estés conmigo, ¿sí?- Susurró contra mis labios antes de continuar con sus besos.
.
Imagen
(Click para seguir leyendo)

Such a fool (RyoDa)

 

Título: Such a fool.
Pairing: Ueda / KAT-TUN & Ryo / Kanjani8
~Glorious – Kanjani 8~
Tipo: One-shot
Género: Shonen-Ai
To: Omocha,  my lovely RyoDa-girl, que siempre me hace feliz con sus ocurrencias y que inspira muchos de mis fics debido a su amor por la Hime y la Hebi ^w^
11/Nov/2011
 .
.
.

-Qué vas a hacer durante tu súper semana de vacaciones, Ryo?-
-Ah… Ni idea… Qué propones?-
-Mmm… Pues por órdenes del Jefezazo tendré que pasar esta semana con los chicos… Ya sabes, toda esa mierda sobre integración de grupo y sentimentalismos estúpidos que tanto le importan para poder vender la imagen de la “familia feliz”…-
-No pareces muy entusiasmado con la idea de pasar todo un fin de semana con tu querido Kamenashi, eh?-
-Ay y que lo digas… Últimamente está insoportable!… Todo el santo día se la pasa hablando de su sobrina y riendo como idiota mientras está con el teléfono viendo los videos que ha grabado de ella en su celular o los que le manda cada cinco minutos su hermano… Me está volviendo loco!… Te juro que ese maldito aparatejo va a terminar saliendo a gran velocidad por la ventana del octavo piso de mi apartamento un día de estos…-
-Tranquilo, Akanishi… Respira… Te va a dar algo por enojarte así… Como si tú no hubieras tenido tu etapa así con tu “hija”…-
-Ah… Pero… No!… Es diferente…-
-Jajajajaja! Ajá… Si tampoco hacías otra cosa más que hablarnos de la hermanita de Shirota todo el condenado día y mostrarnos las miles de fotos que le tomabas… Vaya, qué no recuerdas que hasta te encaprichaste en salir con ella en el calendario del año antepasado…-
-Ah… bueno… Pero… Es que es mi hija!-
-Pues es la sobrina de Kamenashi…-
-Te odio, sabes?-
-Sí, yo también te odio… Chuuu~-
-Pero volviendo al tema inicial… Pues si no quieres estar cerca de Yamapi, por qué no pasas unos días con los eitos?…-
-Ay, no sé… Yoko y Maru andan siempre en su nube… Yassu y Hina iban a viajar al extranjero con la familia de Baru… Lo cual sólo me deja una opción…-
-Jajajaja comer y dormir durante ocho días enteros con Okura?… Pobre de ti, man… Por qué no vienes con nosotros?… No te prometo las mejores vacaciones de tu vida, pero por lo menos verás la luz del sol fuera de la habitación de tu eito green… Cómo puede Ueda disfrutar tanto quedarse con él…-
-Ah… pues eso es porque su Princesa de las Hadas no hace más que comer y dormir… igual que Okura!-
-Te pasas… Pero pues si quieres, puedes unirte a nosotros… Okinawa no es tan malo si tienes a quien molestar… Y siempre está el estúpido de Taguchi para liberar frustraciones…-
-Y dices que yo me paso?!-
 .
 .
-Jin… no quisiera herir tus sentimientos pero… Qué hace Nishikido-kun aquí?… Este viaje no es meramente por placer, recuerdas?… Johnny-san está preocupado por nuestra convivencia como grupo fuera del escenario…-
-Tranquila, Tortuga… Sólo viene a cargar mis maletas… No lo iba a dejar solo en su casa cuando pasa por un mal momento…-
-Qué le sucede?!-
-Tranquilo… Creo que no quiere preocupar a nadie con sus problemas… No quiere que nadie se entere…-
-Oh… entiendo… Bueno, vale, puede venir… Pero que no cause problemas! Y entiendes a lo que me refiero, verdad?-
-No me veas así, Tortuguita… Te prometo que se va a portar bien… Hasta le traje su bozal y su cadena…-
-Ja-ja~… Que gracioso…-
-Oh, vamos, Kame… dónde quedó tu sentido del humor?…-
-Pues más te vale que se mantenga lo más alejadito de Tat-chan… La última vez que quiso volverse “nuestro amigo” terminó haciéndolo llorar en televisión nacional…-
-Ay, Kame! Por favor… No seas exagerado… Ya pasó toda una vida de éso…-
-Pues tú y él pueden pensar eso, pero Tat-chan aún tiene esa cicatriz en su pobre corazón…-
-Mmm… Mejor me guardo mis pensamientos al respecto para mí mismo…-
-Sí, si eres tan amable… Sabes que no me gusta que se metan con Tat-chan…-
-Kame, no eres su madre, lo sabes, verdad?-
-Pues no seré su madre pero sí soy su amigo… Y suponiéndose que tú también lo eres, deberías cuidar de él aunque fuera un poquito en vez de estar viendo como le terminas de fastidiar el fin de semana…-
-Eh?… Yo?… Y ahora qué hice?-
-Ni pongas esa carita de inocente que esta vez no va a funcionar conmigo… Bien que sabes que Tat-chan ya tenía planes con su familia, pero te empeñaste tanto en hacerte el interesante, que ahora toda la prensa cree que nos odiamos!… Y gracias a este viajecito que nos agenciaste, nuestras vacaciones tan esperadas se fueron al caño… Ya madura, Jin…-
-Kaaame~…-

.

(Click para seguir leyendo)

Entre mis brazos (OkeDa)

 

Título: Entre mis brazos.
Saga: REQUIEM
Pairing: Ueda / KAT-TUN & Okura / Kanjani 8
Tipo: One-shot
Género: Shonen-Ai / Lemmon
N/A: Bueno, pues este es el inicio de un proyecto de vampiros que tenía mucho pensando y que sólo se había quedado en borradores y storylines en mi cuaderno, pero que gracias a mi ociosidad y a mi Pato, me decidí a desarrollar por fin y claro, compartirlo con ustedes ^^b… 
 .

.
[EPÍLOGO]
.
.

La luz de la luna bañaba la enorme ciudad de destellos de plata. Los sonidos más alucinógenos rebotaban de aquí a allá manteniendo alerta mi sentidos. No había nada comparable a la vida de la noche. Las luces, las personas, el sexo, los vicios… Eso era vivir a lo grande. Y para alguien como yo que ya estaba cansado de vivir monótona y aburridamente durante un par de siglos, la excentricidad del Tokio del siglo XXI era como una bocanada de la mejor droga.
 .
Los bares de Ginza estaban como de costumbre abarrotados hasta reventar. Las chicas hermosas sonreían y saludaban en ambos lados de la acera intentando atraer a los peces gordos dentro de la sartén. Un delicioso bocadillo de media noche. Sin embargo nunca podrían llegar a ser considerados el plato fuerte dentro de mi menú. Un chico hermoso y virgen. Eso era lo único que podía dejarme satisfecho al llegar la mañana. Así había sido desde la primera vez que me entregué a la oscuridad y así seguiría siendo hasta que me hartara de ellos y del sabor dulce y adictivo de su sangre.
 .
Su aroma me atrajo como abeja a la miel. Debía encontrarlo. Necesitaba tenerlo entre mis brazos. Sentir el sabor de su piel húmeda con cada beso. Beber avídamente de sus labios extasiados  Sí. Debía poseerlo hasta el último suspiro.
 .
Corrí entre callejones oscuros habitados tan sólo por aquellos que se entregan sumisos a los placeres carnales y los que se esconden tras cometer crímenes atroces. Podía escuchar claramente los latidos desbocados de su corazón. Algo sabía perfectamente: destilaba miedo con cada respiración. Debía apresurarme. Uno nunca sabía cuando estaba un camarada cerca que pudiera quitarte el festín de la mesa. Hoy en día ya no respetaban territorios ni cofradías. Reinaba la ley del más fuerte y no pensaba perder esta presa.
.
(Click para seguir leyendo)

Ahora y siempre (JunDa)

Título: Ahora y siempre.
Pairing: Taguchi & Ueda / KAT-TUN
~& forever – KAT-TUN~
Tipo: One-shot
Género: Shonen-Ai
To: Hoshiko, que siempre me alimenta mis alucines JunDa con todo su RabuRabu por ese par de hermosos attunes ^^b
04/Nov/2011
.
..
¿Había acaso mayor felicidad en el mundo que ésta?…
¿Podía alguien ser tan afortunado en la vida como yo?….
.
Después de una cadena de experiencias desagradables que habían caído sobre mis monótonos días cual efecto domino, el destino me había deparado un cambio radical.
.
Porque jamás me hubiera imaginado que el bobo y despreocupado chico con el que siempre solía tontear aquí y allá para matar mi aburrimiento, se pudiera convertir en un Príncipe azul… bueno, en este caso naranja.
.
Su inocencia logró sacar de mi corazón toda la porquería que el Lobo Feroz y el Cachorrito Malvado se habían dado a la tarea de depositar dentro de mí durante los últimos años de mi vida haciendo que se envenenara mi alma poco a poco hasta convertirme en un cascarón hueco, una simple marioneta a la que todos manejaban a su antojo y que carecía completamente de voluntad propia… de vida.
.
Y cuando comenzaba firmemente a creer que así había sido siempre mi vida y que merecía todo el sufrimiento y las cosas malas que me pasaban, llegaron él y su forma de ser para llenar de luz y color el mundo sombrío en el que me había confinado para seguir esperando mi último aliento… porque llegado al punto en el que estaba, había perdido totalmente las ganas de vivir y no hacía otra cosa que dejarme morir con cada segundo que marcaban las manecillas del reloj.
.
Mi príncipe era capaz de hacerme recordar lo que era reír, cantar, soñar, desear. Su amor por mí era tan inmenso y sincero que incluso hizo querer seguir viviendo. Porque de pronto no quería nada mas que estar siempre a su lado, compartir cada momento de tristeza y de alegría con ese chico imperfecto que a cada minuto me parecía simplemente perfecto para mí. Las horas que no pasaba con él me parecían una dulce tortura que no hacía más que aumentar mi dicha al volverlo a tener cerca de mí. Fue hasta que pasó todo ese traumático episodio de nuestra vida, que me di cuenta de todo lo que siempre había hecho por mí, de todo lo que se preocupaba, de lo mucho que me amaba. Pero yo estaba tan ciego en ese entonces. Cegado por un adiós impronunciado que me había destrozado la existencia tras romperme en mil pedazos el corazón. Cegado por las dobles intenciones del consuelo que prometía hacerme olvidar el dolor que sentía. Cegado por la incertidumbre y el pasado. Cegado por los estúpidos sentimientos que se habían anidado de la noche a la mañana tan profundamente que se habían vuelto uno con mi alma.
.
¿Cómo pudo una simple sonrisa arrancarme de raíz la angustia y el temor?…
¿Por qué nunca fui capaz de ver que el amor verdadero estuvo siempre delante de mis narices?…
.
(Click para seguir leyendo)